Fito y Fitipaldis, Platero y tú, Extremoduro, letras de rock español

Noticias y letras de discos de grupos de rock en español

fitipaldis.com Noticias de rock fitipaldis.com Letras de rock fitipaldis.com Categorías fitipaldis.com Foro fitipaldis.com Varios
fitipaldis.com
Letras de rock
Letras de Fito y Fitipaldis Fito y Fitipaldis
Letras de Platero y tú Platero y tú
Letras de Extremoduro Extremoduro
Letras de Marea Marea
Letras de Extrechinato y tú Extrechinato y tú
Letras de Silencio Absoluto Silencio Absoluto
Letras de La Fuga La Fuga

Antes de que cuente diez

28000 puñaladas

[Volver a discografía de Marea]

28000 puñaladas

Título28000 puñaladas
Fecha2004
DiscográficaDro
GrupoMarea
Título 
1- La Rueca
2- A caballo
3- Virgen del fracaso
4- Con la camisa rota
5- Latido jondo
6- El hijo de la Inés
7- Dos alpargatas
8- Como los trileros
9- Ciudad de los gitanos
10- Al culo de una lombriz
11- Que se joda el viento


La Rueca

Compadre, se cansó la mula de la noria
y el espejito de sentirse tan opaco,
el lapicero de comerse las historias,
el calabobos de las nubes de tabaco,
y al bufón se le tuerce la risa con cada amuleto,
se cansó de esperar a su sueño despierto,

¿mi sueño donde está?, durmiendo la tajá,
que se ha pinchado con la rueca en el baño de un bar,
que no es titiritero, ni perro cortijero,
ni la cigarra ni la hormiga le han dejado entrar,
lo mando pa’ lo oscuro y ya le pueden dar
bien por el culo a los fantasmas de la soledad,
me bastan cuarenta duros de felicidad.

La boca se cansó de lengua de madera,
los peces viejos de desenredar anzuelos,
cada petacho de tapar besos a ciegas,
los trasquilones de dormirse entre tu pelo,
y los charcos se aburren de dar puñaladas al cielo,
las mañanas de hablarnos con el papo lleno,

¿mi sueño donde está?, durmiendo la tajá,
que se ha pinchado con la rueca en el baño de un bar,
que no es titiritero, ni perro cortijero,
ni la cigarra ni la hormiga le han dejado entrar,
lo mando pa’ lo oscuro y ya le pueden dar
bien por el culo a los fantasmas de la soledad,
me bastan cuarenta duros de felicidad.

Y si me canso de vender los perdigones
te cuento las pecas, reparto manteca y colchones
A los mesías que vienen a ver
como me canso de embestir los corazones,
Y cada plazuela me cambia la piel por cartones,
que me cambian la cara a su vez.

¿mi sueño donde está?, durmiendo la tajá,
que se ha pinchado con la rueca en el baño de un bar,
que no es titiritero, ni perro cortijero,
ni la cigarra ni la hormiga le han dejado entrar,
lo mando pa’ lo oscuro y ya le pueden dar
bien por el culo a los fantasmas de la soledad,
me bastan cuarenta duros de felicidad.

Notas

Transcrita por dml para fitipaldis.com

2002 - 2013 fitipaldis.com. Si la tocas otra vez, te prometo que esta noche yo nunca la olvidaré
Apoyamos el software libre, por eso la web está alojada en servidores GNU/Linux
El último hombre